« Home | Bolivia: el incierto camino de refundar una nación... » | Foro Social de Cerro de San Pedro » | Rechazo estudiantil al aumento de la tarifa del tr... » | Coche bomba de ETA en Madrid en pleno debate sobre... » | El gobernador constitucional de San Luis Potosí, M... » | López Aguilar propone a Colombia y EE UU formar un... » | Ecuador en crisis » | El Cardenal Joseph Mazinger ha sido elegido nuevo ... » | Ataque a indígenas en Colombia » | El hermano del periodista español José Couso pide ... » 

16.6.05 

Los especialistas consideran un fiasco la decisión del G-8 de anular la deuda multilateral de 18 países

Roberto González Amador
De ''fiasco'' para los países en desarrollo calificó este sábado el Comité para la Anulación de la Deuda del Tercer Mundo (CADTM) el anuncio de los ministros de Finanzas del Grupo de los Ocho (G8) de anular parcialmente los débitos externos de 18 naciones pobres.

''Los supuestos alivios están condicionados a la apertura progresiva de las economías del sur a los intereses de las trasnacionales del norte'', dijo Eric Toussaint, presidente del CADTM, con sede en Bélgica.

El anuncio realizado ayer implica la anulación de deuda por 40 mil millones de dólares, cantidad que representa poco menos de una cuarta parte de los 370 mil millones de dólares que los países en desarrollo desembolsan en un solo año para pagar los intereses y las amortizaciones de sus pasivos externos, de acuerdo con datos del Banco Mundial.

''El fiasco es hoy total'', apuntó Toussaint. Dijo que el proyecto aprobado este sábado por los ministros de finanzas del G8, que serán oficializados en la próxima cumbre de presidentes de esas naciones industrializadas, en julio próximo, "no son más que una cortina de humo" que no logra detener la hemorragia de capitales a que están sometidas las naciones endeudadas.

Explicó que la iniciativa promovida por el ministro de Finanzas británico, Gordon Brown, presentada oficialmente como una ''cancelación de la deuda de las 18 naciones más pobres'', no es tal. Sólo involucra los pasivos contratados por los países con el Banco Mundial y, en su caso, el Banco Africano de Desarrollo, pero no incluye los préstamos otorgados por la banca privada internacional, los más costosos en cuanto a servicio.

La propuesta británica, añadió, solamente considera asumir rembolsos hasta 2015, lo que está lejos de una anulación de ciento por ciento. ''Se trata, en todo caso, de un alivio muy parcial de la deuda, llamado anulación con fines de propaganda; es una superchería".

Otro punto puesto a consideración por el CADTM es las condiciones exigidas a cambio de las condonaciones. Toussaint, promotor de la iniciativa más consistente de anulación de la deuda de los países en desarrollo, comenta:

Los alivios ofrecidos siempre están condicionados a la continuación de la apertura progresiva de las economías del sur a los intereses de las trasnacionales del norte. Los países acreedores exigen la prosecución de las medidas de privatización de los servicios públicos y de los recursos naturales de los países endeudados y, por tanto, "las condiciones de vida de las poblaciones sometidas a esta lógica no mejoran".

Según el CADTM, organización que ha impulsado iniciativas como el Foro Social Mundial y participó activamente en las campañas para denunciar las políticas del Banco Mundial y el FMI, la propuesta de alivio anunciada este sábado en Inglaterra es, también, insuficiente.

Los 18 países que recibirán "la pretendida generosidad del G8 no representan más de 10 por ciento de la población de los países en desarrollo".

Las naciones involucradas en la llamada Iniciativa para los Países Pobres Altamente Endeudados (HIPCI, por sus siglas en inglés), promovida por el G8, el Banco Mundial y el FMI -vigente desde 1996- ha sido un fracaso, según Toussaint. Esto, debido a que los 27 países que se han considerado en ese grupo, sobre todo africanos, van a pagar más por su deuda en 2005 que lo destinado en 2003.

El Grupo de los Ocho (G8) determinó este sábado anular la deuda de 18 países pobres, entre ellos cuatro de Latinoamérica: Bolivia, Honduras, Nicaragua y Guyana.

''Puedo confirmar que los ministros de Finanzas del G8 han acordado una cancelación de ciento por ciento de la deuda de los países pobres altamente endeudados'', anunció el ministro británico de Finanzas, Gordon Brown, en rueda de prensa convocada al término de dos días de discusiones con sus colegas del grupo.

Este acuerdo ''histórico'' significa que se anularán ''inmediatamente'' 40 mil millones de dólares en deuda contraída por 18 países pobres con organismos multilaterales. Las naciones beneficiadas deberán invertir el dinero condonado en ''salud, educación y combate contra la pobreza'', subrayó Brown.

Los países que entrarán en este plan son Benín, Burkina Faso, Etiopía, Ghana, Madagascar, Malawi, Mauritania, Mozambique, Níger, Ruanda, Senegal, Tanzania, Uganda y Zambia, además de las cuatro naciones latinoamericanas mencionadas.

En los próximos 12 o 18 meses, otros nueve países se beneficiarán de la anulación de su deuda contraída con el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial (BM) o el Banco Africano de Desarrollo (BAD), por una suma adicional de 11 mil millones de dólares, adelantó Brown.

En total, el acuerdo prevé la cancelación de 55 mil millones de dólares de deuda multilateral, de los cuales 6 mil millones de dólares corresponden al FMI, 44 mil millones al Banco Mundial, y 5 mil millones al BAD, precisó Brown.

Esta medida -negociada durante meses por el británico Brown con sus colegas de Estados Unidos, Japón, Alemania, Francia, Canadá, Italia y Rusia- obligó a superar una serie de diferencias entre esos países, principalmente respecto de los detalles del financiamiento del plan.

Estados Unidos, que al principio estaba de acuerdo con la anulación, pero a cambio de que estuviese acompañada de una reducción de la ayuda a esos países, se acercó el viernes a la posición británica, lo que posibilitó sellar el acuerdo.

El secretario del Tesoro de Estados Unidos, John Snow, calificó de ''histórico'' el acuerdo alcanzado por el G8, conglomeración de naciones que representan más de 40 por ciento de la riqueza de la economía mundial, 50 por ciento del comercio y sólo 12 por ciento de la población mundial.

Las organizaciones no gubernamentales (ONG), así como personalidades de la música como Bono y Bob Geldof -que han presionado al G8 para que condone la deuda de Africa- se congratularon este sábado por el acuerdo, señalando que ''es un primer paso'', pero, advirtieron, ''se necesita más esfuerzos''.

Este plan -que es una de las prioridades de Gran Bretaña en su presidencia del G8- deja de lado a diversos países pobres muy endeudados, señalaron las ONG tras el anuncio del pacto.

''Esta anulación representa sólo 10 por ciento de la deuda total de los países pobres (unos 523 mil millones de dólares)'', indicó la Coalición 2005 No más Excusas y la plataforma Deuda y Desarrollo, que reúne a decenas de ONG que luchan para erradicar la pobreza y el hambre en el mundo.

El acuerdo se limita a países que han cumplido con las reformas impuestas por el FMI y el Banco Mundial, como privatizaciones y la apertura total de los mercados de los países concernidos, criticaron las organizaciones.

Además, estas medidas no son suficientes para garantizar que los países africanos alcancen los Objetivos del Milenio, definidos por Naciones Unidas en 2000, entre ellos la reducción de 50 por ciento de la pobreza para 2015, señalaron las fuentes.

Info

  • ☆ Colectivo Jugo Gástrico
  • ☆ Red de individuales activos no alienados. Inteligencia colectiva.
  • ☆ Tomar conciencia de clase es lo que desestabilizará al sistema y la preservación de los bienes culturales fomentará otro modo de vivir y comprender la realidad.
Acerca de nosotrxs

ap

ap